MÓDULOS UNIVERSITARIOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Inicio 2.Población mundial I 2.1. Aspectos cuantitativos 2.1.1. El crecimiento de la población mundial los últimos tres siglos

2.1.1 El crecimiento de la población mundial los últimos tres siglos

Actualmente viven en el planeta unos 6.800 millones de personas. No siempre, sin embargo, la población a escala mundial ha sido tan elevada, sino que actualmente nos encontramos en el que, de momento, ha sido la cifra máxima de población, fruto de un crecimiento continuado de la población.

Aunque en términos relativos encontraríamos diferentes etapas de la humanidad en que el crecimiento de la población ha sido muy importante, entre las que el ecólogo norteamericano Edward Deevey destaca la iniciada a partir de la Revolución Neolítica con la aparición del agricultura, no hay ninguna duda de que el punto de partida para llegar a la cifra actual es la Revolución Industrial (2ª mitad del siglo XVIII), a partir de la cual se produce un crecimiento demográfico de tipo exponencial en un periodo muy corto de tiempo . Este crecimiento ocurrido durante los últimos 250 años de la historia de la humanidad enmascara lo que sucedió durante los cientos de miles de años previos.

Durante el Paleolítico inferior se calcula que la población mundial era de unos 125.000 habitantes, todos en África. El millón de habitantes se alcanzó hace unos 300 mil años (Paleolítico medio) en el que ya habita Eurasia. La población humana alcanzó la cifra de 5 millones hace 10 mil años, cuando ya hay presencia en todos los continentes. A comienzos de la era cristiana se calcula una población mundial de unos 300 millones de habitantes, cifra muy similar a la del año 1000 en que se encuentra alrededor de los 310 millones. Durante la Edad Media se produjeron importantes crisis alimentarias debido a malas cosechas provocadas tanto por situaciones climáticas como por conflictos bélicos, que tiene como consecuencia el hambre y la aparición de epidemias con una gran mortalidad, por lo que durante algunos períodos la población se estanca o incluso retrocede.

Así, hace unos 250 años la población mundial era de unos 800 millones y desde esa fecha, la población ha ido aumentando de manera progresiva, hasta mediados del siglo XX de forma continuada pero estable, ya partir de esa fecha, de manera exponencial. Así, en los últimos 25 años la población ha crecido tanto como lo había hecho en toda la historia.

A menudo, para hacernos una idea del ritmo de crecimiento no nos basta con observar la diferencia entre el volumen de población en diferentes momentos en el tiempo, sino que lo que hace más interesante es expresar el crecimiento en números relativos.

Así, el indicador que mejor nos mide el ritmo de crecimiento de una población es la llamada tasa de crecimiento anual acumulativo (TCAA). Lo llamamos «acumulativo» porque la idea de partida es el hecho de considerar, al inicio de cada año, no sólo la población inicial, sino también el incremento experimentado hasta entonces. De esta manera, el crecimiento siempre es relativo al tamaño poblacional al inicio de cada año nuevo, de manera que su magnitud absoluta también irá cambiando. Por este motivo, algunas veces se refiere al indicador como de "crecimiento geométrico", en lugar del «crecimiento aritmético» de tasas de crecimiento más simples.

El gráfico nos muestra como mientras la tasa de crecimiento anual acumulativo se ha mantenido estable alrededor del 4-5 ‰ desde principios del siglo XIX hasta principios del siglo XX. Desde entonces, el ritmo de crecimiento de la población mundial se disparó a pesar de ciertas oscilaciones y se sitúa en torno al 15-20 ‰ anual.

Fruto de este crecimiento, el número de años que se necesita para que la población mundial se doble se ha reducido considerablemente, desde los 100 años-o más-hasta los 40-45 años de en actualidad.

Así, por ejemplo, tomando el dato de población del año 1500, cercana a los 500 millones de habitantes, observamos que tuvieron que transcurrir cerca de 300 años para doblar esta cifra, ya que la población mundial no alcanzó los 1.000 millones de habitantes, como sabemos, hasta bien entrado el siglo XIX. En cambio, para alcanzar los 2.000 millones (hacia 1930) de habitantes sólo se tardaron poco menos de 150 años, y para duplicar esta última cifra, y llegar a los 4.000 millones de habitantes en 1975, pasaron poco más de 45 años.

En las últimas décadas, este aumento del ritmo de duplicación de la población mundial se ha ralentizado bastante: mientras con el máximo ritmo de crecimiento-entre los años 1960 y 1970 aproximadamente-la publicación habría duplicado en poco más de 30 años, en la actualidad esta cifra ha aumentado hasta los 60 años, fruto de la ya comentada disminución del ritmo de crecimiento, expresado a partir de la TCAA.

 

Enlace al reloj de la población mundial:

Poodwaddle 2010 World Clock

Worldometers

 

MÓDULO "POBLACIÓN MUNDIAL Y DESARROLLO SOSTENIBLE". Autor: Joan Alberich. joan.alberich@urv.cat.
Cátedra DOW/URV de Desarrollo Sostenible.
desenvolupament.sostenible@urv.cat